miércoles, 9 de marzo de 2011

TALLER 3 (A) CLEI 6 PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS: LAS ACTIVIDADES AGRARIAS


La base alimentaria mundial se apoya sobre tres tipos de producciones, agricultura, ganadería (en conjunto denominadas actividades agrarias o agropecuarias) y pesca.
Las actividades agrícolas pueden ser templadas o tropicales. Las primeras constituyen, como ya se dijo, la fuente principal de la alimentación mundial, pues de ella derivan cultivos como la soja, el trigo, el maíz, el girasol y el arroz que forman parte de la dieta básica de la humanidad. Las tropicales generan productos como la soja, la yerba mate, el té, el algodón, el café, el cacao, el ananá y las bananas, entre otros.
Entre las actividades ganaderas se destacan la cría de ganado vacuno o bovino, porcino, ovino, equino, caprino, camélido (camellos, dromedarios, vicuñas, llamas, etc.), además de aves de corral (como los pollos, los patos y los pavos), conejos, abejas y otras especies en general para producción de carnes, cueros, lácteos, lanas, pieles, miel y otros productos.
En cuanto a la pesca, los productos del mar se han incorporado cada vez más a la dieta mundial desde la década de 1950 por lo que los volúmenes totales de pesca se multiplicaron por cuatro entre esa fecha y le década de 1990.
Si bien es cierto que en la división internacional entre países desarrollados y subdesarrollados, estos últimos producen gran cantidad de los alimentos del mundo, no es menos cierto que el mayor productor de alimentos a escala planetaria es Estados Unidos y que los países pobres que producen alimentos sufren también la falta de ellos en un importante sector de sus poblaciones.
1.Complete el siguiente cuadro de las actividades agrarias de Colombia en lo que se refiera a la producción de alimentos.

Crecimiento demográfico versus oferta de alimentos: una discusión sin final
Europa, que fue el centro del desarrollo político, económico y tecnológico mundial durante siglos, había ya atravesado diferentes crisis demográficas como resultado de la falta de alimentos (en las denominadas “crisis de subproducción”) y de la difusión de enfermedades, como las epidemias de peste negra o peste bubónica que asolaron el continente en los siglos XIV y XVII matando en el primer caso a alrededor de 20 millones de habitantes, casi un tercio de la población total europea, según algunas estimaciones.
Por ello no resulta extraño que, en momentos en que la población crecía de manera sostenida, gracias a los avances en conocimientos de medicina y de higiene, surgiera con fuerza el dilema de cómo alimentarla adecuadamente.
El siglo XIX, época de crecimiento demográfico, progreso económico y desarrollo tecnológico fue el motor de la discusión, pero el debate atravesó el siglo XX y continúa todavía hoy.
A fines del siglo XVIII, en 1798, el economista británico Thomas Robert Malthus, expuso en su libro “Ensayo del principio de la población” la teoría de los límites del crecimiento demográfico. Thomas Malthus explicó por primera vez que mientras la producción de alimentos crecía en progresión aritmética (2, 4, 6, 8, 10...) la población lo hacía en progresión geométrica o exponencial (2, 4, 8, 16, 32...) por lo que en un futuro inmediato el planeta no llegaría a abastecer de alimentos a esa creciente población. Malthus sostenía que si la población no dejaba voluntariamente de crecer limitando sus tasas de fecundidad, la naturaleza sería quien le pondría el límite azotando con hambrunas a la población sobrante. En otras palabras, Malthus ponía fin a cientos de años de creencias religiosas acerca de una naturaleza abundante en recursos, al destacar que la capacidad de carga del planeta (el límite biofísico de la Tierra para alimentar a determinada cantidad de población) tenía un límite o fin que no debería ser superado para no sufrir las consecuencias de enfermedades, hambrunas y guerras.
Esta teoría, de gran importancia en el mundo científico desde entonces, fue total o parcialmente respaldada por algunos de los grandes teóricos de la época, como Charles Darwin, pero también fuertemente criticada
por otros, como Karl Marx. Darwin, teólogo y naturalista, autor de El origen de las especies (1859) coincidía con el límite biofísico o capacidad de carga terrestre y aducía que la teoría de Malthus estaba en la génesis de su propia teoría, pero con las obvias diferencias de que uno se refería a sociedades humanas (Malthus) y otro a poblaciones vegetales y animales que competían en un espacio natural limitado (Darwin), aunque en ambos casos, si había crecimiento desmedido de la población (de humanos, de animales, de vegetales), la
propia naturaleza regularía esas poblaciones volviéndolas a su estado anterior. Entre los críticos de Malthus se destacó Karl Marx, economista y filósofo alemán autor de "El Capital” cuyas teorías dieran origen al comunismo o “socialismo real” llevado a la práctica principalmente en la Unión Soviética entre 1917 y 1990.
Marx tenía una profunda fe en el progreso ilimitado de la humanidad y criticaba a Malthus en el rol de importancia que éste le asignaba a la naturaleza. Marx, en cambio, sostenía que el hombre no estaba determinado por la naturaleza sino, por el contrario, por factores sociales y económicos (Reboratti, Carlos, Ambiente y sociedad, Buenos Aires, Ariel, 2000). Es decir que para el economista alemán no iba a suceder la catástrofe que indicara Malthus por razones de la naturaleza, sino que podría llegar a ocurrir pero por motivos socioeconómicos.
Marx no negaba que la humanidad podría tener hambrunas extendidas; por el contrario, él ratificaba esto, aunque difería en las causas. Los avances tecnológicos en la producción de alimentos permitirían, siempre según Marx, que la curva de recursos alimentarios y de crecimiento demográfico se igualen o incluso que la primera crezca más que la segunda. Era la inequidad, el desigual reparto de los ingresos económicos entre la población, el que llevaba a las condiciones de hambre y no la incapacidad del hombre para generar los recursos suficientes; mientras más desigualdades hubiera en el mundo, el problema del hambre no tendría solución por más que se detuviera el crecimiento demográfico. Para Marx, entonces, el problema no era de producción sino de distribución de los recursos. Más de un siglo después, en que el progreso tecnológico, surgido a partir de la Revolución Verde (podrá estudiar “La Revolución Verde y la biotecnología” en el próximo item) parece haberle dado la razón a Marx y la degradación ambiental producto de una creciente e inadecuada actividad económica pareciera otorgarle esa razón a Malthus, todavía se puede dividir a los contendientes entre quienes apoyan, aunque con matices, los dichos de Malthus (“pesimistas” o “catastrofistas ambientales”) y quienes sostienen las ideas de Marx y de otros no marxistas (“optimistas tecnológicos”) (Viglizzo, Eduardo, La trampa de Malthus, Buenos Aires, Eudeba, 2001).
2. Subraye en el texto las ideas de Thomas Robert Malthus y de Karl Marx diferenciándolas con distintos colores.
3. Personifique a Malthus y a Marx en una conversación imaginaria en la cuál cada uno de ellos exponga su punto de vista sobre el crecimiento demográfico y el progreso económico. Haga un punteo de los argumentos que consideró para cada uno de ellos.
4. Sintetice las posiciones de Thomas Malthus y de Karl Marx respecto del crecimiento demográfico y la alimentación de la población mundial.
5. ¿Qué dos grandes grupos se pueden encontrar en la actualidad en relación con este tema?
6. Explique la siguiente frase: “Más de un siglo después (...) el progreso tecnológico parece haberle dado la razón a Marx y la degradación ambiental producto de una creciente e inadecuada actividad económica pareciera otorgarle esa razón a Malthus”.
7. ¿investigue en que consiste la crisis alimentaria y como podemos evitarla?


TALLER 3 (B) CLEI6 LA REVOLUCIÓN VERDE Y LA BIOTECNOLOGÍA

Las visiones a las que se puede denominar “positivas” u “optimistas” se basan en que el desarrollo de tecnologías aplicadas a la producción agrícola y ganadera podría abastecer de alimentos a toda la población. La Revolución Verde surgida hacia mediados del siglo XX confirmó y dio pie a este tipo de teorías. La Revolución Verde consistió en la aplicación de adelantos tecnológicos en las producciones agrarias (agrícolas y ganaderas o pecuarias), basada en el desarrollo de lo que se denominó el “paquete tecnológico”, es decir, la genética (semillas mejoradas o de alto rendimiento, clonación, transgénesis, etc.),
los fertilizantes, el riego, los pesticidas y las maquinarias (sembradoras mecánicas, cosechadoras, etc.).
Este cambio profundo hizo que las producciones agrarias fueran más seguras y más productivas. Más productivas en el sentido de que se pudo obtener mayor rendimiento por unidad de superficie o por unidad de tiempo, es decir que, por ejemplo, se cultivó mayor cantidad o volumen de trigo por hectárea o por ciclo agrícola (que abarca desde la preparación de la tierra para cultivar hasta la cosecha del cultivo, y puede durar, en general, un semestre o un año); más seguras porque se pudieron obtener cosechas a pesar de factores climáticos (por ejemplo, un ciclo de sequías durante años), meteorológicos (como una helada) y biológicos (como una plaga).
La Revolución Verde cambió las formas de producción, las relaciones de los productores con sus ambientes y, sobre todo, los volúmenes de producción, permitiendo la multiplicación de estos últimos hasta techos todavía difícilmente mensurables.
La Revolución Verde repercutió de manera desigual en los campos de los países desarrollados y en los de los subdesarrollados. En los primeros, en general, provocó mayor rendimiento, mayor comercialización y extraordinarias ganancias para el sector primario, pero también produjo un empobrecimiento de los suelos y una acelerada contaminación ambiental debido a la aplicación de fertilizantes y pesticidas en el proceso productivo.
En los países subdesarrollados provocó una fuerte dependencia tecnológica respecto de los desarrollados, productores de estas tecnologías, una posición cada vez más relegada en el comercio internacional por la imposibilidad de intercambiar, en igualdad de condiciones, con las economías desarrolladas y un endeudamiento entre aquellos productores que pudieron incorporar el paquete tecnológico pero no lograron aplicarlo a través del tiempo para lograr producciones altamente rentables. En aquellos campos del mundo subdesarrollado donde se pudo aplicar de manera consistente el paquete tecnológico, como en parte de la zona pampeana argentina, el resultado fue similar al obtenido por los países centrales, tanto en sus beneficios como en sus desventajas.
Esta Revolución Verde dio pie al fuerte desarrollo de las biotecnologías, es decir de las tecnologías que aplican procesos o elementos biológicos. En relación con las producciones agrarias se pueden identificar principalmente la transgénesis, la clonación, la inseminación artificial y el agregado de hormonas en el ganado.
1.Elabore un texto sobre “La revolución Verde”. Para hacerlo tenga en cuenta los siguientes ítems:
2• ¿A qué se denomina Revolución Verde? • ¿Qué consecuencias tuvo la Revolución Verde en los países desarrollados y en los subdesarrollados?1• Represente la geopolitica de la revolución verde
3. Averigüe por qué la Unión Europea no desea producir ni importar Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

Del “crecimiento económico” al “desastre ambiental”El crecimiento económico del siglo XX, y principalmente el de fines de ese siglo, basado en el uso intensivo de los recursos, generó volúmenes de producción antes insospechados y suficientes como para alimentar sobradamente a toda la población mundial, pero como contrapartida, llevó al deterioro y destrucción de especies y de ecosistemas en casi todo el planeta.
Las cantidades de producción de casi todos los cultivos comerciales de importancia para la alimentación se han multiplicado varias veces, tanto en los países desarrollados como Estados Unidos como en los subdesarrollados, entre los que se destacan México, la Argentina y Brasil, además del caso excepcional de la creciente China.
Sin embargo, estos progresos económicos derivados de los avances científico - tecnológicos, impactaron en el ambiente de tal manera que ya en la década de 1970, el mundo de las ciencias y de las políticas de Estado en los países del Primer Mundo comenzó a darse cuenta de que dichos avances eran capaces “de producir cambios fundamentales y tal vez irreversibles en el planeta Tierra, o al menos, en la Tierra como hábitat para los organismos vivos” (Hobsbawm, Eric, Historia del siglo XX. Barcelona, Crítica Grijalbo Mondadori, 1997). En la década de 1990 este conocimiento se extendió a los medios de comunicación y a la sociedad mundial.
Las consecuencias indeseables o no buscadas de la actividad económica sobre el ambiente, y obviamente sobre la sociedad que lo habita, recibieron el nombre de “externalidades”, las que pueden ser positivas en el caso de beneficiar al ambiente o negativas (las más comunes) en el caso de degradarlo. Algunos ejemplos de externalidades negativas pueden ser el envenenamiento de aguas y suelos derivado del uso excesivo de agroquímicos como los pesticidas, la contaminación de las aguas por el derrame de petróleo de un buque, el calentamiento
planetario o efecto invernadero, la degradación de bosques por la presencia de lluvias con contenidos ácidos en exceso, entre muchas otras.
La idea de “desastre” o “catástrofe” ambiental mundial se sustenta en una serie de episodios en extremo degradantes de los ecosistemas y en ocasiones con graves consecuencias para la salud humana que han ocurrido en los últimos 30 años.
Entre ellos se destacan los derrames de buques petroleros, la contaminación por residuos industriales muy peligrosos, las fallas en centrales nucleares, además de los riesgos ciertos o no del rompimiento de la capa de ozono, de la inundación de grandes áreas por el calentamiento global, de la inutilización de las tierras agrícolas por contaminación y erosión, etc.
4. ¿Qué son las externalidades negativas? ¿Reconoce 2 en Colombia?
5. ¿Tiene sustento la idea de “desastre ambiental”? Justifique la respuesta y describa cuál es la situación de Colombia respecto de este problema.
6. Siendo Colombia un país minero por excelencia analice y visualice la geopolítica de la minería en Colombia


TALLER 3 (C) CLEI 6 -La degradación de los ecosistemas
Algunos de los problemas ambientales mencionados, como el efecto invernadero y el deterioro de la capa de ozono, se originan en ciertas partes del planeta pero sus efectos se hacen sentir también en otras regiones e inclusive tienen efecto global. Es por ello que su solución no depende de medidas tomadas localmente e incluso a escala nacional, sino que requieren de acuerdos internacionales.
Desde la década de 1970, en que el biólogo James Lovelock publica su libro Gaia, una nueva visión de la vida sobre la Tierra, muchos entienden al planeta como un ecosistema integrado, donde cada acción realizada sobre el ambiente en cualquier lugar puede tener efectos en otras áreas. Esta teoría se sostuvo con el descubrimiento en esa misma década, de que el ozono atmosférico se estaba deteriorando principalmente sobre el continente antártico por la presencia de unas sustancias complejas conocidas como CFC, usadas en la actividad industrial del hemisferio Norte.
Otros problemas ambientales tienen carácter local o regional y sus efectos se sienten en el mismo lugar donde se originan o en áreas cercanas, como la contaminación de suelos y de aguas, el sobrepastoreo, la destrucción de ecosistemas como los humedales y los arrecifes, la erosión de los suelos, etc.
1. ¿Qué significa que existen problemas ambientales globales?
2. ¿Qué relación encuentra entre la teoría de James Lovelock y el deterioro de la capa de ozono?
3. Busque información de diversas fuentes: enciclopedias, revistas de divulgación científica, periódicos, Internet, sobre los siguientes temas:
• El deterioro de la capa de ozono.
• El efecto invernadero.
• Las lluvias ácidas.
4. Redacte un artículo periodístico referido a estos problemas ambientales.
la degradación de los suelos agrícolas y ganaderos: erosión y desertificación
Quizás donde más se advierten las disputas entre el ambiente y la economía es en los suelos agrícolas y ganaderos actuales y potenciales.
El uso inadecuado del recurso “suelo”, es decir el conjunto de prácticas y tecnologías que lo degradan, como el abuso en la aplicación de biocidas (pesticidas y plaguicidas) y fertilizantes químicos, la falta de rotación de los cultivos y de estos con el ganado, la práctica del monocultivo, las labranzas profundas, el riego en exceso, la simplificación genética de las especies, el avance sobre ecosistemas naturales como los bosques, las selvas y las sabanas con la consecuente pérdida de biodiversidad, constituyen los problemas más graves del campo en el mundo.
Las consecuencias económicas de algunos de estos usos en el corto plazo tienen que ver con el aumento de las producciones debido a un mayor rendimiento por unidad de superficie o por la ocupación de nuevas superficies destinadas a usos agropecuarios, lo que se traduce en mayores volúmenes de producción y mayores ganancias. Sin embargo, las consecuencias ambientales de estas prácticas inadecuadas son la mencionada pérdida de biodiversidad vegetal y animal, la pérdida de fertilidad de los suelos a mediano y largo plazo por erosión y desertificación y el envenenamiento de suelos y aguas por el agregado de sustancias tóxicas en exceso como el cromo, el arsénico y el mercurio presentes en los químicos que conforman los paquetes tecnológicos.
Como la economía y el ambiente están estrechamente relacionados, en realidad los beneficios económicos obtenidos en el corto plazo pueden llegar a transformarse en severas desventajas en el mediano y largo plazo debido a la pérdida de las condiciones originales de los suelos o a la pérdida total de ellos.
5. Complete el siguiente cuadro con información del texto y con otras complementarias, en relación con las consecuencias ambientales que puede tener cada uno de los usos mencionados en el texto.

Contaminación de las aguas marinas y oceánicas y sobrepesca

Las aguas de mares y océanos sufren también las externalidades negativas del proceso económico de las sociedades actuales. La contaminación por derrame de hidrocarburos como el petróleo, por residuos agrarios, industriales y hasta domiciliarios, la mortandad consiguiente de especies vegetales y animales, la
sobreexplotación de la fauna (peces, moluscos, mamíferos, etc.), el uso potencial de las reservas mineras de los fondos marinos y oceánicos y su uso actual y potencial como depósito de pruebas nucleares lo tornan un ecosistema vulnerable, es decir, con grandes probabilidades de cambios drásticos en su composición y en sus funciones ecológicas.


TALLER 3 (D) CLEI 6 El desarrollo sostenible
El crecimiento de las economías desarrolladas en mayor medida, pero también de las subdesarrolladas durante el siglo XX, se produjo sin tener en cuenta las externalidades sobre el ambiente, al menos hasta la década de 1970 aproximadamente, aunque en la práctica se podría sostener que eso sucede hasta nuestros días.
Esta separación entre economía y ambiente llevó a que se produjeran los problemas analizados anteriormente. Sin embargo, las responsabilidades del deterioro ambiental no son comunes a todos los países o, en otros términos, los países desarrollados y los subdesarrollados no tienen igual grado de responsabilidad en la generación del calentamiento global, del adelgazamiento de la capa de ozono, de la acidificación de las lluvias, de la degradación de los bosques y selvas, de la contaminación de los suelos y de los cuerpos de agua, etc.
Este desarrollo degradante del ambiente llevó a la creación hace un par de décadas de un concepto muy usado aunque tan versátil que lo hace aplicable casi para cualquier situación y por cualquier ideología, tanto la de los países dominantes o centrales como la de los dominados o periféricos: el de “desarrollo sostenible”
o “desarrollo sustentable”.
Se define al desarrollo sostenible como aquel que se lleva a cabo para satisfacer las necesidades de la sociedad actual sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras, lo que implica un cuidado de los ambientes explotados. Pero como se dijo, el ecosistema mundial está interrelacionado, lo que incluye también a sus problemas, y por lo tanto, este tipo de desarrollo no se puede poner en práctica sino se lo considera a escala global. Sin embargo, considerar el desarrollo sostenible de manera global implica subsanar las desigualdades económicas, sociales y ambientales entre los países desarrollados y los subdesarrollados, lo que parece una utopía.
1. Busque una noticia periodística que tenga relación con el desarrollo sostenible, porque se lo tiene en cuenta o porque se lo afecta.
Transcriba el párrafo correspondiente en su carpeta y analícelo.
2, Explique el siguiente párrafo:
(...)considerar el desarrollo sostenible de manera global implica subsanar las desigualdades económicas, sociales y ambientales entre los países desarrollados y los subdesarrollados, lo que parece una utopía.(...)
3. Redacte una noticia periodística para una revista de divulgación, sobre el desarrollo sustentable en función del siguiente titular.
“El mundo económico debe respetar el mundo social y proteger el mundo natural”.
Entre los países desarrollados, la cuestión ambiental parece más bien una cuestión tecnológica, es decir que como la población de esos países tiene sus necesidades básicas satisfechas, la preocupación de los gobiernos debería pasar por el reemplazo de tecnologías “sucias” o nocivas por “limpias” o conservativas y constructivas de los recursos y por la recuperación de los ecosistemas dañados.
Entre los países subdesarrollados, la problemática ambiental es mucho más compleja porque implica el cambio de sus modelos de desarrollo desigual impulsados muchas veces por los propios gobiernos (por ineficacia o por corrupción), pero también, y quizás principalmente, por los países desarrollados, lo que los
llevó históricamente a destruir su base ambiental, que paradójicamente, es la misma que su base económica, los Estados pobres basan sus economías en la explotación de sus recursos naturales.
Por lo tanto, al hablar de desarrollo sostenible resulta imprescindible hacer hincapié en la responsabilidad que les cabe a los países del Primer Mundo, no sólo en el reemplazo tecnológico adecuado para no degradar el ambiente, sino también en sus políticas de opresión económica sobre los países del Tercer Mundo, que los impulsa a sobreexplotar sus suelos, su vegetación y otros recursos para desarrollar sus economías. Por ello no alcanza, aunque es muy positivo, con debatir este tipo de desarrollo, con definirlo de manera intergeneracional, sino que se lo debe analizar también desde la coexistencia en el mismo tiempo entre poblaciones pobres y poblaciones ricas, todas ellas con el legítimo derecho a gozar de una mejor calidad de vida que incluya la dimensión ambiental.
4. Analice la siguiente frase indicando si acuerda con ella o no y justifique su posición: “En relación con la contaminación del planeta, todos somos responsables”.
5. ¿Qué significa el concepto “desarrollo sostenible”?
6. ¿Por qué el texto dice que “este tipo de desarrollo no se puede poner en práctica sino se lo considera a escala global”?
7. ¿Qué distintas acciones deben llevar a cabo los países desarrollados y subdesarrollados para lograr un desarrollo sustentable?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada